Las ciudades de El Puerto de Santa María, Jerez de la Frontera y Sanlúcar de Barrameda se encuentran en los vértices del triángulo geográfico que delimita la comarca del Jerez, también conocida como "el Marco".

El Marco de Jerez ocupa una superficie de unas 10.550 hectáreas. Su suelo está compuesto por tierras albarizas donde crecen las mejores viñas. Son tierras calizas y de origen orgánico ya que provienen de la sedimentación de las aguas de un mar interior que cubría la comarca en el Oligoceno.

Las primeras vides del Marco, según Avieno -un historiador romano-, fueron traídas por los fenicios hacia el año 1100 a.C. quienes fundaron la ciudad de "Xera".

En el 138 a.C. con la conquista de la Comarca por Escipión El Emiliano, se inició una corriente de Exportación a Roma que duró 400 años. Ya entonces existió un primer control de calidad que establecieron los romanos obligando a que las ánforas que contenían el vino del Marco de Jerez fueran marcadas por cuatro "A".

Los árabes se asentaron en la comarca desde el año 711 hasta 1264 de nuestra era y la rebautizaron con el nombre de Sherish, de donde procede la palabra inglesa Sherry con la que británicos, que compran el Jerez desde el siglo XI, conocen este vino.
Tras el descubrimiento de América, comienza el comercio con "Las Indias" y la ciudad de El Puerto de Santa María desempeña un papel muy importante ya que al estar en la desembocadura del Río Guadalete, los barcos parten de ella. Se construyen numerosos palacios de "Cargadores a Indias" que eran comerciantes venidos de todas partes del mundo. Napolitanos, genoveses, ingleses, etc. se dedicaron al comercio del vino.

A finales del siglo XVII comienza las grandes inversiones extranjeras en el Marco. Inversores ingleses, escoceses, franceses, holandeses, establecen sus propias bodegas, lo que acentúa el carácter internacional de nuestros vinos, actualmente conocidos bajo D.O. Jerez - Xérès- Sherry.

   
                    Nuestra galería de fotos
   
Galería de imágenes de nuestras bodegas e instalaciones
   
   
  
   
 
    
   
     
   
 
   

     

   
 
   
   
  
   
  
    
   
© Gutiérrez Colosia

  

Conozca nuestra historia Denominacion y origen Criaderas y soleras