El objetivo de este sistema es obtener vinos homogéneos y con sabor uniforme. Es un sistema dinámico. Se produce por el "corrimiento de escalas" de vinos de diferentes años. Para ello se sigue un sistema de criaderas (botas que "crían") y soleras (botas que están en la hilera del "suelo" cuyo vino está listo para ser embotellado). Las botas de cada tipo se colocan una sobre otra.
  
     
   
Cuando se produce una saca (o rociado) de la bota de solera, ésta se rellena con el vino procedente de la bota inmediatamente superior, y así se hace sucesivamente siguiendo la escala del resto de criaderas. Se suele realizar con unos utensilios llamados canoas y rociador, de modo que el vino entra en las botas poco a poco, como un rocío, con objeto de que la flor del vino no se dañe. Es un procedimiento muy caro pero que garantiza la calidad de los vinos.
   
Sistema de Producción de Soleras y Criaderas
   
                    Nuestra galería de fotos
   
Galería de imágenes de nuestras bodegas e instalaciones
   
   
  
   
 
    
   
     
   
 
   

     

   
 
   
   
  
   
  
    
   
© Gutiérrez Colosia

  

Conozca nuestra historia Denominacion y origen Criaderas y soleras